Ejemplos de Ad Verecundiam

Argumentos y Falacias Ad Verecundiam

Falacia Ad Verecundiam:

La falacia Ad Verecundiam, Magister Dixit o Argumento a la Autoridad es una falacia que consiste en aludir al prestigio de la persona o  grupo pero sin aportar razones.

La falacia Ad Verecundiam puede poseer dos esquemas lógicos:
    • A afirma p, Conozco doctores que recomiendan la homeopatía
    • A es un experto o autoridad, → los doctores son personas de prestigio reconocido
    • Por lo tanto, p. → La homeopatía es un buen tratamiento contra las enfermedades
      Etimológicamente proviene del latín y significa "llamada a la reverencia".

      ¿Cómo combatir la falacia Ad Verecundiam?
      • La verdad es la verdad dígala Agamenón o su porquero
      • Una tontería es una tontería la digas tú o la diga el Papa
      Ejemplos de Falacia Ad Verecundiam:
      • Pero tiene que ser verdad porque lo ha dicho la tele
      • ¿Es que tú sabes más que yo, que he estudiado 5 años una carrera y llevo de profesor 20 años?
      • La mayoría de la gente apoya la pena de muerte, por lo tanto la pena de muerte es un buen método para combatir la delincuencia.
      • Los principales fabricantes recomiendan utilizar la marca x de lavavajillas.
      • Einstein decía que la física cuántica es mentira, por lo tanto la física cuántica es mentira.
      • Si lo dice www.retoricas.com será verdad... ;)
      ¿Serías capaz de dar algún ejemplo más de Falacia Ad Verecundiam? Te invitamos a compartirlo abajo en los comentarios.

      Listado de Falacias:



      Argumentos y Falacias Ad Verecundiam

      versión 1 (28/02/2015)

      3 comentarios :

      1. nadie es perfecto en este mundo solo los abuelos son medio listos

        ResponderEliminar
      2. Como las pringles son las mas caras son las más buenas

        ResponderEliminar
      3. Otro ejemplo que podría decir es cuando en la época de antes los reyes por el solo hecho de tener poder y autoridad y porque se pensaba que eran elegidos a gobernar por dios ellos no se equivocaban y todo lo que ellos decían era real

        ResponderEliminar

      ¡Tu opinión importa! Aquí te invitamos a dejar tu mensaje. También puedes contactar con el equipo a través de admin@retoricas.com