Ejemplos de Ad Hominem

Argumentos y Falacias Ad Hominem

Falacia Ad Hominem:

La falacia Ad Hominem o Ataque Personal es una falacia que consiste en atacar a la persona que emite un argumento, desacreditándole para que los demás no lo tengan en consideración.

La falacia Ad Hominem se caracteriza por el "juego sucio" ya que no aporta razones válidas que sirvan para rebatir una posición o conclusión.

Puede ser de tres tipos:
  • Ataque personal directo (insultante y descalificatorio): "Es estúpido y como tal no puede tener una opinión fiable."
  • Ataque personal indirecto o circunstancial: no se ataca las características del oponente sino sus circunstancias, relaciones, intereses o cualquier cosa que pueda ser motivo de su forma de pensar: "Detrás de todo esto hay una estrategia para hundir al Presidente."
  • Tu Quoque: se acusa al contrario de lo mismo: "¿Cómo puede usted hablar de corrupción si cuando ustedes gobernaban cada día descubríamos un nuevo caso de corrupción?"
La falacia Ad Hominem posee el siguiente esquema lógico:
  • A afirma p Usted dice que mis actos son inmorales
  • A no es una persona digna de crédito pero usted ha estado en la cárcel
  • Por lo tanto, no p → entonces usted no puede decir que mis actos son inmorales
Etimológicamente proviene del latín y significa "dirigido contra el hombre".

Nota: si se usa esta falacia antes de escuchar ningún argumento del oponente se está ejecutando la técnica conocida como "envenenamiento del pozo".

El peligro para quien utiliza la falacia Ad Hominem es que puede volverse en su contra ya que demuestra su irracionalidad y pobre uso de la argumentación.

¿Cómo responder a un ataque Ad Hominem?

No es recomendable responder a un ataque Ad Hominem con otro sino tratar de defenderse apelando al razonamiento:
  • "Si has terminado con tus insultos, me gustaría escuchar tus razonamientos"
  • "Olvida que lo he dicho yo. Supongamos que lo dice otro: ¿cuáles serían tus razones para rechazarlo?"
Ejemplos de Falacia Ad Hominem:
  • La filosofía de Nietzsche es errónea, porque este acabó loco
  • Los ecologistas dicen que consumimos demasiado energía; pero no hagas caso porque los ecologistas siempre exageran
  • ¡Claro, como a ti no te toca, te parece muy bien la reforma! 
  • Descarto los impuestos que propone el ministro porque a él no lo afectarán
  • Dices que yo no debería beber, pero tú no has estado sobrio ni un solo día
  • María dice que el Real Madrid no jugó bien. Pero ¿qué sabrá una mujer de fútbol?
  • La teoría de la evolución es mentira ya que Darwin era alcohólico 
  • ¿Qué sabrás tú de economía si ni siquiera has terminado la educación primaria?
    ¿Serías capaz de dar algún ejemplo más de Falacia Ad Hominem? Te invitamos a compartirla abajo en los comentarios.

    Listado de Falacias:



    Argumentos y Falacias Ad Hominem
     
    versión 1 (26/02/2015)