Ejemplos de Soneto

Métrica Estrofas → Soneto

Definición de Soneto:

El Soneto es una Composición Poética que consiste en catorce versos endecasílabos distribuidos en dos cuartetos y dos tercetos
  • Los cuartetos: cada uno de los cuartetos riman, por regla general, el primer verso con el cuarto y el segundo con el tercero (ABBA, ABBA).
  • Los tercetos: pueden ir estas ordenadas de distintas maneras, por ejemplo (CDE, CDE), (CDC, DCD), etc.
Ejemplos de Soneto:
  • ¿Cómo era, Dios mío, cómo era? A
    ¡Oh corazón falaz, mente indecisa! B
    ¿Era como el pasaje de la brisa? B
    ¿Como la huida de la primavera? A

    Tan leve, tan voluble, tan ligera A
    cual estival villano… ¡Sí! Imprecisa B
    como sonrisa que se pierde en risa…  B
    ¡Vana en el aire, igual que una bandera! A

    ¡Bandera, sonreír, vilano, alada C
    primavera de junio, brisa pura… D
    ¡Qué loco fue tu carnaval, qué triste! E

    Todo tu cambiar trocose en nada C
    ¡memoria, ciega abeja de amargura! D
    ¡No sé cómo eras, yo qué sé qué fuiste! E


    Juan Ramón Jiménez, Retorno Fugaz
  •  Mientras por competir con tu cabello, A
    oro bruñido al sol relumbra en vano; B
    mientras con menosprecio en medio el llano B
    mira tu blanca frente el lilio bello; A

     mientras a cada labio, por cogello. A
    siguen más ojos que al clavel temprano; B
    y mientras triunfa con desdén lozano B
    del luciente cristal tu gentil cuello: A

    goza cuello, cabello, labio y frente, C
    antes que lo que fue en tu edad dorada D
    oro, lilio, clavel, cristal luciente, C
     

    no sólo en plata o vïola troncada D
    se vuelva, mas tú y ello juntamente C
    en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada. D


    Luís de Góngora, Mientras por competir
  • No sé. Sólo me llega, en el venero A
    de tus ojos, la lóbrega noticia B
    de dios; sólo en tus labios, la caricia B
    de un mundo en mies, de un celestial granero. A

    ¿Eres limpio cristal, o ventisquero A
    destructor? No, no sé… De esta delicia, B
    yo sólo sé su cósmica avaricia, B
    el sideral latir con que te quiero. A

    yo no sé si eres muerte o eres vida, C
    si toco rosa en ti, si toco estrella, D
    si llamo a Dios o a ti cuando te llamo. E

    Junco en el agua o sorda piedra herida, C
    sólo sé que la tarde es ancha y bella, D
    sólo sé que soy hombre y que te amo. E


    Damaso Alonso, Ciencia de Amor
  • Yo sé que ver y oír a un triste enfada A
    cuando se viene y va de la alegría B
    como un mar meridiano a una bahía, B
    a una región esquiva y desolada. A

    Lo que he sufrido y nada todo es nada A
    para lo que me queda todavía B
    que sufrir, el rigor de esta agonía B
    de andar de este cuchillo a aquella espada. A

    Me callaré, me apartaré si puedo C
    con mi constante pena, instante, plena, D
    a donde ni has de oírme ni he de verte. E

    Me voy, me voy, me voy, pero me quedo, C
    pero me voy, desierto y sin arena: D
    adiós, amor, adiós, hasta la muerte. E

    Miguel Hernández, El rayo que no cesa
  • Cerrar podrá mis ojos la postrera A
    sombra que me llevare el blanco día, B
    y podrá desatar esta alma mía B
    hora a su afán ansioso lisonjera; A

    mas no, desotra parte, en la ribera, A
    dejará la memoria, en donde ardía: B
    nadar sabe mi llama el agua fría, B
    y perder el respeto a ley severa. A

    Alma a quien todo un dios prisión ha sido, C
    venas que humor a tanto fuego han dado, D
    médulas que han gloriosamente ardido, C

    su cuerpo dejarán, no su cuidado; D
    serán ceniza, más tendrán sentido, C
    polvo serán, más polvo enamorado.  D 

    Francisco de Quevedo, Poema de Amor
    • Ilustre y hermosísima María, A
      Mientras se dejan ver a cualquier hora B
      En tus mejillas la rosada aurora, B
      Febo en tus ojos, y en tu frente el día, A

      Y mientras con gentil descortesía A
      Mueve el viento la hebra voladora B
      Que la Arabia en sus venas atesora B
      Y el rico Tajo en sus arenas cría; A

      Antes que de la edad Febo eclipsado, C
      Y el claro día vuelto en noche obscura, D
      Huya la aurora del mortal nublado; C

      Antes que lo que hoy es rubio tesoro E
      Venza a la blanca nieve su blancura, D
      Goza, goza el color, la luz, el oro. E

      Luís de Góngora

    La Aventura de Versos y Estrofas:

    Debes superar las difíciles pruebas que tenemos preparadas para ti. En cada prueba solamente una de las respuestas es la correcta. Ten mucho cuidado, el camino hacia la victoria está plagado de trampas. Elige sabiamente y logra la victoria final...

    Prueba 1: Determinar que tipo de estrofa es la siguiente:
    • Libre la frente que al casco rehúsa,
      casi desnuda en la gloria del día,
      alza su tirso de rosas la Musa
      bajo el gran sol de la eterna armonía.
    OpcionesTu elección
    ¡Es un Cuarteto!
    ¡Es una Redondilla!
    ¡Es un Serventesio!

    Métrica de la Poesía:

    Estrofas
    Pareado o Dístico
    Terceto
    Cuarteto o Cuartete
    Redondilla
    Serventesio
    Cuaderna Vía
    Quinteto
    Quintilla
    Lira
    Sexteto
    Sexta Rima o Sextina
    Sexta Lira
    Sextilla
    Séptima
    Octava Real
    Octavilla
    Copla de Arte Mayor
    Décima o Espinela
    Soneto
    Versos
    Versos de Rima Consonante
    Versos de Rima Asonante
    Versos de Arte Menor
    Versos Bisílabos
    Versos Trisílabos
    Versos Tetrasílabos
    Versos Pentasílabos
    Versos Hexasílabos
    Versos Heptasílabos
    Versos Octosílabos
    Versos de Arte Mayor
    Versos Eneasílabos
    Versos Decasílabos
    Versos Endecasílabos
    Versos Dodecasílabos
    Versos Tridecasílabos
    Versos Alejandrinos
    ·


     
    Métrica Estrofas → Soneto

    versión 6 (10/02/2014)