Figura Retórica de Anáfora

Figuras Retóricas Anáfora


Ejemplos de Anáfora: 

21. Llora monótona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Federico García Lorca, La guitarra

22.
Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.
Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.
Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.
Dejé por ti todo lo que era mío.
Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.
Rafael Alberti, Lo que dejé por ti

23.
Dale al aspa, molino,
hasta nevar el trigo.
Dale a la piedra, agua,
hasta ponerla mansa.
Dale al molino, aire,
hasta lo inacabable.
Dale al aire, cabrero,
hasta que silbe tierno... Miguel Hernández, El silbo del dale


24.
Mientras por competir con tu cabello
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;
mientras a cada labio, por cogello,
siguen más ojos que al clavel temprano,
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello
Luis de Góngora

25.
Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar. Antonio Machado


26.
Mientras las ondas de la luz al beso
palpitan encendidas;
Mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista;
Mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías;
Mientras haya en el mundo primavera
¡Habrá poesía! Gustavo Adolfo Bécquer


27.
No perdono a la muerte enamorada
no perdono a la vida desatenta
no perdono a la tierra ni a la nada Miguel Hernández, Elegía


28.
Quiero ser en ti el recuerdo de un amor,
que se esfumo con el llanto de un autor.
Quiero ser en ti el deseo y pasión,
que nos lleve al éxtasis de este amor.


29.
Hoy la tierra y los cielos me sonríen,
hoy llega al fondo de mi alma el sol,
hoy la he visto... La he visto y me ha mirado...
¡Hoy creo en Dios! Gustavo Adolfo Bécquer


30.
Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidado le ofrece;
sueña el pobre que padece,
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende
Calderón de la Barca, La vida es sueño


Ejercicios de Anáfora:

En el siguiente listado se esconden tres Anáforas. Una vez encontradas, pulsa el botón "Ver solución" para comprobar si has acertado. ¡Suerte!
  • en el mar hay una torre, en la torre una ventana y en la ventana una niña
  • cuando tenía hambre no tenía comida y ahora que tengo comida no tengo hambre
  • todas visten un vestido, todas calzan un calzar, todas comen a una mesa, todas comían de un pan
  • bésame con besos de tu boca
  • el mar es azul, el mar es inmenso, el mar es azul
  • del salón en el ángulo oscuro, de su dueña tal vez olvidada...
  • aquí fue Troya, aquí mi desdicha
  • Hay algunos que son como los olivos, que solo a palos dan fruto
  • no fue poco lo que hablaron

Aventura de las Figuras Retóricas:

El Rey llora desconsolado. El señor de la Oscuridad ha raptado a su hija, la bella princesa. Nuestro protagonista, Metáforo, soldado de élite, caballero de honor y fiel servidor, jura por su vida rescatarla sana y salva...

Prueba 1: La Figura Retórica de Metáfora consiste en...:

OpcionesTu elección
dar a entender lo contrario de lo que se dice
la relación de semejanza de un término real con otro imaginario
atribuir cualidades de seres animados a otros inanimados

Figuras Retóricas más Buscadas: