"Una Lengua Propia para la India" - Gandhi

| Menú Inicio | Autores | Temáticas | Novedades | Más visitados | Selección |
Mahatma Gandhi

 "Una lengua propia para la India"
 Discurso de Gandhi en la inauguración de la Universidad India en Benarés, 4 de Febrero de 1916.

Enlaces: Pacifismo | Gandhi

"La única educación que recibimos es la inglesa, pero imaginemos qué recibiríamos durante los últimos 50 años con una educación propia... Tendríamos una India libre, a hombres educados no como extranjeros en su propia tierra, sino hijos del corazón de la nación trabajando por los más pobres y tendríamos una gran herencia..."

"Nuestra lengua es el reflejo de nosotros mismos. Si ustedes me dicen ahora que nuestra lengua es pobre como para representar pensamientos elevados, entonces yo les digo, que cuanto más rápido la desechemos, mejor para nosotros.

¿Hay aquí, entre nosotros, algún hombre que sueñe con que algún día el inglés sea la lengua oficial de la India? ¡Por qué esta subestimación de nuestra nación? Consideremos, sólo por un momento la carrera desigual que tiene que emprender un joven indio respecto de un joven inglés. Tuve el privilegio de tener una larga conversación con varios maestros de Poona.

Ellos me aseguraron que cada joven indio al adquirir sus conocimientos a través del inglés pierde seis años de su preciosa vida. Multipliquen esto por el número de estudiantes que sale de nuestras escuelas y comprueben cuántos miles de años se han perdido para nuestra nación.

El cargo que se nos suele hacer es que a nosotros nos falta iniciativa. ¿Cómo vamos a tener iniciativa si malgastamos nuestros mejores años adquiriendo conocimientos a través de una lengua extraña?

La única educación que recibimos es la educación inglesa. Seguramente esto ha tenido una influencia beneficiosa en nosotros, pero imaginemos que hubiéramos recibido durante los últimos cincuenta años una educación vernácula... ¿Qué tendríamos hoy? Tendríamos una India libre, tendríamos a nuestros hombres educados no como si fueran extranjeros en su propia tierra, sino hijos del corazón de la nación; estarían trabajando por los más pobres entre los pobres y lo que se habría ganado en esos cincuenta años sería una herencia para la nación.

Su excelencia, el Maharajá que presidió nuestras deliberaciones de ayer se refirió a la pobreza de la India... Pero ¿qué presenciamos nosotros en la residencia en la que se llevó a cabo la ceremonia? El espectáculo lujoso, una fiesta para los ojos hecha de joyas relucientes venidas de París. Yo comparo la riqueza de estos señores con los millones de pobres, y les digo: no hay salvación para la India mientras ustedes se adornen con estas joyas y acumulen riquezas.

Señor, cada vez que me entero de que se está construyendo algún palacio en algún lugar de la India, siento resentimiento, y digo. ¡Oh! Se está construyendo con el dinero de nuestros agricultores. Y más del 75% de nuestra población está compuesta por agricultores. Mr. Higginbotham nos dijo anoche en correcto lenguaje, que esos hombres son capaces de hacer crecer el doble de lo que siembran.

Pero poco espíritu de autogobierno pueden tener si les quitamos o permitimos que les quiten el resultado de su trabajo. Nuestra salvación viene del campo. Ni de los abogados, ni de los doctores, ni de los ricos terratenientes."