"Carta desde la cárcel" - Martin Luther King


Martin Luther King Jr.

 "Carta desde la cárcel de Birmingham"

 Discurso de Martin Luther King el 16 de Abril de 1963.

Enlaces: Derechos Humanos | Martin Luther King

"Amigos míos, debo decirles que no hemos obtenido ni una sola conquista en materia de derechos civiles sin una presión legal decidida y no violenta. La historia nos ofrece una larga y trágica enseñanza del hecho de que los grupos privilegiados raramente renuncian voluntariamente a sus privilegios..."

"Mis queridos colegas: durante mi confinamiento aquí en la prisión de Birmingham recordé vuestras recientes declaraciones tildando a nuestras actividades de injustas e inoportunas. Raramente, si es que alguna vez lo he hecho, me detengo a responder las críticas a mi trabajo e ideas. Si buscara responder a todas las críticas que cruzan por mi escritorio, mis secretarios no podrían ocuparse de otra cosa durante el día, y yo no tendría tiempo para el trabajo constructivo. Pero dado que siento que ustedes son hombres de buen espíritu, y que vuestras criticas están sinceramente formuladas, quisiera responder a vuestras declaraciones con lo que creo son términos razonables y pacientes.

Pienso que debería darles la razón de mi venida aquí, a Birmingham, ya que ustedes fueron influidos por la idea según la cual “ciertos forasteros se hicieron presentes en la ciudad”. Tengo el honor de servir como presidente de la Conferencia por el Liderazgo Cristiano del Sur, una organización que opera en cada estado del sur de los Estados Unidos... Toda vez que resulta posible compartimos el personal y los recursos educativos y financieros con nuestros afiliados. Varios meses atrás nuestro afiliado en esta ciudad nos invitó a prepararnos para llevar adelante un programa de acción directa no violenta si dicho programa fuera estimado necesario.

Consentimos rápidamente y cuando el momento llegó honramos nuestra promesa. Entonces estoy aquí, junto a varios miembros de mi equipo, porque aquí fuimos invitados. Mas allá de esto, estoy en Birmingham porque aquí esta la injusticia... soy consciente de la interrelación de todas las comunidades y estados. No puedo quedarme sentado sin hacer nada en Atlanta y sin preocuparme acerca de lo que ocurre aquí en Birmingham.

La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todos lados. Estamos atrapados en una red inescapable de solidaridad, unidos en el destino.



Cualquier cosa que afecte a uno directamente afecta a todos indirectamente. Nadie que viva dentro de los Estados Unidos puede jamás ser considerado un forastero en ningún lugar del país.

Ustedes deploran las protestas que actualmente se llevan a cabo en Birmingham. Pero siento pesar por el hecho de que vuestras declaraciones no expresen el mismo nivel de preocupación por las condiciones que dieron lugar a las protestas...

En cualquier campaña pacifica existen cuatro pasos básicos: 1) la investigación de los hechos para determinar si existen injusticias; 2) la negociación; 3) la auto-purificación; 4) la acción directa. Hemos atravesado los cuatro pasos en Birmingham. Nadie puede negar el hecho de que la injusticia racial salpica a esta comunidad. Birmingham es quizás la ciudad racialmente más injusta de los Estados Unidos. Sus espantosos antecedentes en materia de brutalidad policial se conocen en cada parte del país. Su trato injusto a los negros en los tribunales es una realidad notoria... En cierto momento existió la oportunidad... de conversar con algunos de los líderes de la comunidad. En estas reuniones se formularon ciertas promesas... A medida que las semanas y los meses pasaron, nos dimos cuenta que fuimos victimas de promesas rotas... Entonces no tuvimos otra alternativa que prepararnos para la acción directa... No éramos ajenos a las dificultades que enfrentábamos. Decidimos entonces atravesar un proceso de auto-purificación.

Comenzamos a tener reuniones y talleres sobre comportamiento pacífico y nos planteamos en forma repetida interrogantes como el de si somos capaces de aceptar golpes sin devolverlos, o si estamos en condiciones de padecer los sufrimientos de la cárcel. 


Decidimos preparar nuestro programa de acción directa para el período de pascuas, dado que, con excepción de la Navidad, este es el período de mayor actividad comercial del año... sentimos que éste era el mejor momento para ejercer presión sobre
los comerciantes en favor de los cambios... 


Luego nos dimos cuenta que la elección de marzo se avecinaba y entonces decidimos posponer el programa de acción directa para luego de las elecciones. Cuando después descubrimos que existían posibilidades de que Mr. Connor (el gobernador) fuera derrotado en las elecciones decidimos postergar nuevamente la acción, para que las protestas no pudieran ser utilizadas para enturbiar la situación. Fue en este momento que decidimos comenzar nuestra acción pacifica el día después de las elecciones.

Esto revela que no nos movimos irresponsablemente hacia la acción directa...

Ustedes podrían preguntar, ¿pero por qué la acción directa? ¿Por qué las sentadas, marchas, etc.? ¿No es la negociación un mejor camino? Ustedes tienen toda la razón al favorecer la negociación. De hecho, éste es el propósito de la acción directa. La acción directa no violenta busca crear una crisis tal (y establecer una tensión creativa tal) que una comunidad que constantemente se niega a negociar se vea forzada a enfrentar el tema. Busca dramatizar la cuestión para que ella no pueda seguir siendo ignorada.

Acabo de referirme a la creación de una tensión como parte de la resistencia no violenta. Esto puede resultar shockeante. Pero debo confesar que no le tengo miedo a la palabra tensión.

He trabajado y ofrecido sermones honestamente en contra de la tensión violenta, pero existe un tipo de tensión constructiva no violenta que resulta necesaria para el crecimiento... por eso es que estamos de acuerdo con ustedes en que es necesario negociar. Durante demasiado tiempo nuestro amado sur nos ha sobrecargado con el intento trágico de vivir en un monólogo en lugar de un dialogo.

Ustedes dicen también que nuestras acciones resultan inoportunas. Algunos preguntaron, ¿por qué no le dieron tiempo para actuar a la nueva administración? 


La única respuesta que puedo darles es que la nueva administración debe ser alertada... antes de que actúe... Estaríamos lamentablemente equivocados si pensáramos que la elección de Boutwell va a modificar radicalmente las cosas. Mientras Boutwell es mucho más razonable y gentil que Connor, ambos son segregacionistas, ambos están empeñados en la tarea de mantener el status quo. La esperanza que veo en Boutwell es que él va a ser lo suficientemente razonable como para ver la futilidad de la resistencia masiva a la desegregación. Pero él no va a ver esto sin presión de parte de los defensores de los
derechos civiles.

Amigos míos, debo decirles que no hemos obtenido ni una sola conquista en materia de derechos civiles sin una presión legal decidida y no violenta. La historia ofrece una larga y trágica enseñanza del hecho de que los grupos privilegiados raramente renuncian voluntariamente a sus privilegios.

Los individuos pueden ver la luz moral y voluntariamente renunciar a sus posturas injustas; pero los grupos son más inmorales que los individuos.

Sabemos como resultado de una dolorosa experiencia que la libertad nunca es voluntariamente otorgada por el opresor. Debe ser demandada por el oprimido.

Francamente, nunca he participado de un movimiento de acción directa que fuera ‘oportuno’ de acuerdo a la agenda de aquellos que no han sufrido indebidamente de la enfermedad de la segregación racial... Hemos esperado más de 340 años el reconocimiento de nuestros derechos constitucionales.

Creo que puede resultar fácil para quienes no han padecido nunca los dardos afilados de la segregación decir ‘esperen’. Pero cuando hayan visto a grupos linchar a vuestros padres a su antojo y ahogar a vuestros hermanos y hermanas caprichosamente; cuando hayan visto a policías movidos por el odio maldecir, patear, tratar brutalmente y hasta matar a vuestras hermanas y hermanos negros con impunidad;... cuando de repente se les trabe la lengua y no puedan hablar cuando intenten explicarle a vuestras hijas de 6 años por qué no pueden ir a un parque de diversiones que ha sido publicitado en televisión, y vean esas depresivas nubes de inferioridad comenzando a formarse en su pequeño cielo mental; cuando tengan que inventar una respuesta para vuestros hijos de 5 años que les pregunten por qué los blancos tratan tan mal a los negros;... cuando vuestro primer nombre es ‘negro’...; cuando a sus madres y a sus esposas se les niegue el titulo de ‘señora’...; entonces entenderán por qué encontramos ya difícil esperar.

Uno podría validamente preguntar, cómo pueden defender la violación de algunas leyes y el respeto de otras? La respuesta puede encontrarse en el hecho de que existen dos tipos de leyes: existen leyes justas e injustas. Estoy de acuerdo con San Agustín en que las leyes injustas no son leyes en absoluto. Ahora, cuál es la diferencia entre las dos?

Cómo determina uno si la ley es justa o injusta?...  Cualquier ley que degrada la personalidad humana es injusta... la segregación termina relegando a las personas al estatus de cosas. De manera que puedo promover que la gente desobedezca las ordenanzas segregacionistas porque son moralmente erróneas... Una ley injusta es una ley impuesta por una mayoría a una minoría, una minoría que no tuvo ningún rol en su creación o sanción debido a que no tuvo derecho a votar...

Espero que vean la diferencia que estoy intentando señalar. De ninguna manera apoyo una evasión de la ley... Esto conduciría a la anarquía. Alguien que viola una ley injusta debe hacerlo abiertamente, con amor,... y con voluntad de aceptar el castigo.

Creo que un individuo que viola una ley que su conciencia le dice que es injusta, y que voluntariamente acepta el castigo en la cárcel para despertar la conciencia de la comunidad sobre su injusticia, está en realidad expresando el mayor respeto por la ley...

No debemos olvidar que todo lo que Hitler hizo en Alemania era “legal”... Tenía la esperanza de que el individuo blanco moderado entendiera que la ley y el orden existen para el propósito de asegurar la justicia, y que cuando ellos fracasan en lograr esto se convierten en represas peligrosamente construidas para bloquear el flujo del progreso social....

En vuestras declaraciones dijeron que nuestras acciones, aun cuando son pacíficas, deben ser condenas porque precipitan la violencia. ¿Pero puede esta afirmación ser lógicamente formulada? ¿No resulta esto similar a condenar al individuo víctima de un robo porque su posesión de dinero precipitó el robo?... Deberíamos darnos cuenta, como los tribunales lo han afirmado consistentemente, que es inmoral impedir los esfuerzos de un individuo por ganar sus derechos constitucionales básicos con la excusa de que su búsqueda precipita la violencia.

La sociedad debe proteger al individuo robado y castigar al ladrón.

El pueblo oprimido no puede continuar oprimido para siempre. La búsqueda de la justicia va eventualmente a surgir... Los negros tienen muchos resentimientos y frustraciones latentes. Si sus emociones reprimidas no salen a la luz de estos modos pacíficos, saldrán en expresiones ominosas de violencia. Esto no es una amenaza; es un hecho de la historia... Lo que he intentado decir es que este descontento normal y saludable puede ser canalizado a través del recurso creativo de la acción directa pacífica...

Ahora, este enfoque ha sido catalogado de extremista... ¿Pero no fueron Abraham Lincoln y Thomas Jefferson extremistas?... La cuestión entonces no es si seremos extremistas sino qué clase de extremistas seremos?  ¿Seremos extremistas para el odio o extremistas para el amor? ¿Seremos extremistas para la preservación de la injusticia o para la causa de la justicia?....

A pesar de algunas excepciones notables, debo reiterar honestamente que he sido decepcionado por la iglesia... Años atrás tuve el extraño sentimiento de que íbamos a ser apoyados por la iglesia blanca,... que iban a ser nuestros más fuertes aliados.

En vez de eso, algunos han sido fuertes opositores... 



Estamos entonces aquí, moviéndonos hacia el fin del siglo 20 con una comunidad religiosa ajustada en gran medida al status quo.

Debo finalizar ahora. Pero antes de hacerlo me veo forzado a mencionar otro punto de vuestras declaraciones que me perturbó profundamente. Ustedes manifestaron su aprobación hacia la policía de Birmingham por mantener el orden y prevenir la violencia. No creo que hubieran aprobado tan calurosamente a la fuerza policial si hubieran visto a sus violentos perros hambrientos morder a seis individuos negros pacíficos y desarmados.

No creo que hubieran manifestado aprobación tan velozmente si hubieran observado el horroroso e inhumano trato que se le dispensa a los negros aquí en la prisión; si los hubieran visto empujar y maldecir a las ancianas y a los niños negros; si los vieran... rehusar darnos comida sólo porque queremos cantar nuestros himnos juntos.

Lamento que no pueda sumarme a ustedes en vuestro apoyo al departamento de policía....

A lo largo de los últimos años he predicado en forma consistente que la no violencia exige que los medios que utilizamos sean tan puros como los fines que buscamos. Por eso es que he intentado expresar claramente que es incorrecto utilizar medios inmorales para lograr fines morales. Pero ahora debo afirmar que tan malo como eso, o quizá peor, es utilizar medios morales para preservar fines inmorales.

Quizás el señor Connor y su policía han sido más bien no violentos públicamente... pero ellos han utilizado los medios morales de la no violencia para mantener el fin inmoral de la flagrante injusticia racial. T. S. Elliot ha sostenido que no existe una traición mayor que realizar una buena acción por una mala razón...

Nunca antes había escrito una carta tan larga... Temo que sea demasiado larga como para ocupar vuestro preciado tiempo. Les puedo asegurar que hubiera sido mucho más corta si la hubiese podido escribir desde un escritorio confortable, pero ¿qué otra cosa puede uno hacer cuando está sólo durante días en la tonta monotonía de una pequeña celda más que escribir cartas largas, pensar ideas extrañas, y rezar largas oraciones?...

Si he dicho algo en esta carta que constituya una distorsión de la verdad y que sea indicativa de una impaciencia irrazonable, les ruego que me perdonen... 


Esperemos todos juntos que las oscuras nubes del prejuicio racial pasen rápidamente, que la pesada niebla de la incomprensión desaparezca de nuestras comunidades sumidas en el horror, y que en un no tan distante futuro las estrellas radiantes del amor y la hermandad brillen sobre nuestra gran nación con toda su belleza.

Suyo para la causa de la paz y la hermandad."