Discurso Bush tras Atentado 11-S

| Menú Inicio | Autores | Temáticas | Novedades | Más visitados | Selección |
George W. Bush

"Discurso a la Nación tras los ataques del 11-S"
Comunicado de George W. Bush la noche del 11 de Septiembre del 2001

Enlaces: Terrorismo | George W. Bush

"Estos ataques pueden destrozar el acero de nuestros edificios, pero no pueden destruir el acero de nuestra determinación"

"Buenas noches. Hoy, nuestros queridos ciudadanos, nuestro modo de vida, incluso nuestra libertad, han sido atacados en una serie de actos terroristas.


Las víctimas se encontraban en aviones, o en sus oficinas; secretarias, hombres y mujeres de negocios, soldados y funcionarios; madres y padres, amigos y vecinos. Miles de vidas se desvanecieron de repente por unos actos terroristas despreciables.
Las imágenes de aviones atravesando edificios, llamaradas, gigantescas estructuras derrumbándose, nos han llenado con desesperanza, profunda tristeza e ira. Estos asesinos tenían la intención de asustar a nuestra nación y llevarla al caos. Pero han fracasado, nuestra nación es fuerte.

Una gran cantidad de gente se ha movilizado para defender una gran nación. Los ataques terroristas pueden hacer temblar los cimientos de nuestros edificios más altos, pero no pueden tocar los cimientos de América. Estos ataques pueden destrozar el acero de nuestros edificios, pero no pueden destruir el acero de nuestra determinación. América ha sido atacada porque somos el más brillante defensor de la libertad y oportunidad en el mundo. Y nadie podrá hacer que esa llama deje de brillar.

Hoy, nuestra nación ha experimentado lo peor de la naturaleza del ser humano. Y nosotros responderemos con lo mejor de América, con la valentía de nuestros bomberos, con la atención de extraños y vecinos que vinieron a donar sangre y a ayudar de cualquier modo posible.

Inmediátamente después del primer ataque, di la order de poner en marcha un plan de respuesta de emergencia. Nuestro ejército es poderoso, y está preparado. Nuestros equipos de emergencia están trabajando en Nueva York y Wahington para ayudar a los equipos locales.

Nuestra primera prioridad es ayudar a aquellos que han sido heridos, y tomar todas las precauciones posibles para proteger a nuestros ciudadanos en casa o en el extranjero de posibles nuevos atentados.
"