Discurso Dimisión Gorbachov 1991


Declaración de dimisión del cargo de presidente de la URSS pronunciada por Mijaíl Gorbachov en la televisión central el 25 de diciembre de 1991.

“El destino quiso que cuando me vi al frente del Estado fuera ya patente que nuestro país no marchaba bien. Teníamos mucho de todo: tierras, petróleo, gas y otros recursos naturales, por no hablar de la inteligencia y el talento del que nuestro pueblo ha sido dotado, pero vivíamos mucho peor que en los países desarrollados y cada vez íbamos más retrasados con respecto a ellos. La causa estaba clara: la sociedad se ahogaba en las garras de un sistema autoritario burocratizado. Condenada a servir a la ideología y a soportar el terrible peso de la carrera armamentista, había llegado al límite de lo soportable.

Todos los intentos de reformas parciales y hubo muchos, habían fracasado uno tras otro. El país perdía la perspectiva. Así no se podía vivir. Había que cambiarlo todo radicalmente. [...]

Comprendía que emprender reformas de tal envergadura en una sociedad como la nuestra era un asunto dificilísimo e, incluso, arriesgado. Pero también hoy estoy convencido de la razón histórica de las reformas que se iniciaron en la primavera de 1985.”
_________________________________________________________________
CONTEXTO:


1. Momento Histórico: Estamos en el momento de la caída del comunismo. Desde 1980 había tensiones en el bloque comunista (Afganistán, Polonia...). En 1985 se inicia la perestroika. En 1989 se producen las revoluciones anticomunistas y en 1991 tras el fallido golpe de estado de los ortodoxos la URSS se autodisuelve.

2. Autor del discurso: Mijaíl Gorbachov (1931-). Político ruso perteneciente al grupo de los reformistas dentro del Politburó. En 1985 es nombrado secretario general del PCUS y en 1987 emprende la política de reformas conocida como la perestroika. En 1990 es elegido presidente de la URSS por el primer parlamento democrático. En 1992 dimite de su cargo ante la decisión pactada de los presidentes de las diferentes repúblicas soviéticas de disolver la URSS. Hoy en día vive y frecuentemente da conferencias por todo el mundo.

3. Carácter del discurso: Es el discurso con el cual Gorbachov da a conocer a la población soviética su decisión de dimitir. Es un texto de gran valor histórico en donde defiende y justifica su actuación desde 1895.

4. Antecedentes: En 1985 el estado soviético vivía una profunda crisis ocasionada por el sistema. La única forma de salir de la crisis era establecer reformas radicales en el sistema.

El programa político que defiende Gorbachov es el de la perestroika. En 1985 el estado soviético estaba sumergido en una profunda crisis. A pesar de ser un país rico en materias primas y con una población bien formada técnicamente, la economía no funcionaba bien. El nivel de vida en occidente era mucho mayor y se había perdido la carrera tecnológica, especialmente en el campo de la informática.

Gorbachov culpa de esta situación a la carrera armamentista que, durante toda la Guerra Fría, ha estado sangrando la economía soviética (reavivada desde 1980 por la llegada a la presidencia de los EE.UU. del belicista Ronald Reagan), pero sobre todo culpa al sistema soviético al que tacha de “autoritario y burocratizado”. Esto último es una crítica a la falta de libertades que había en la URSS, al dogmatismo que impedía cualquier cambio para adaptarse a la problemática de los nuevos tiempos, y a la burocracia que se había instalado en el país por el excesivo y aplastante
papel del estado en la sociedad.

Gorbachov mantiene, a pesar de los resultados, que las reformas eran necesarias y que debían ser radicales. Es la defensa de la Perestroika económica, el intento de volver a una economía de mercado, y la política: desarme, democratización y Glassnot.

La perestroika fracasó, pues no sólo no modernizo la URSS, sino que fue una de las causas de su desaparición. Con su caída, también acabó la posibilidad de reformar el sistema comunista hacia posturas más heterodoxas y democráticas. Los sucesos de 1991 hacen desaparecer el Bloque comunista.

China, el otro gigante del comunismo, aceleró sus reformas económicas que cada vez más le acercan a la economía de mercado. Su situación actual cada vez está más lejos de los principios que animaron el nacimiento del socialismo. El capitalismo y el sistema liberal quedaron triunfantes en el campo de batalla, lo que llevo a algunos intelectuales a decir que había llegado “el final de la historia” (el fin de la evolución ideológica de la humanidad). Los acontecimientos posteriores se han encargado de desbaratar estas ideas.