Ejemplos de Piropos


Definición de Piropo:

Piropo es una frase ingeniosa que se lanza a una persona (tradicionalmente a una mujer) para adularla con el propósito de cortejarla o enamorarla.

Antiguamente en España los jóvenes demostraban su amor a las doncellas regalándoles un piropo, un rubí con un color rojo muy intenso, por ello se denominaría del mismo modo a la frase galante que un varón puede dedicar a una dama.

Los piropos suelen resaltar la belleza de la mujer o del hombre. A veces pueden resultar ofensivos y materializar la dominación simbólica masculina, incluso el acoso sexual.

Los piropos pueden llegar a ser tan ingeniosos, pícaros y originales que podrían llegar a ser considerados como un subgénero popular, similar -sólo por su brevedad- a los epigramas, dobles sentidos, las sentencias, las máximas, los refranes, los aforismos, los haikus, los adagios y las greguerías.

Ejemplos de Piropos:
  • ¿De que juguetería te escapaste… muñeca?
  • Si amarte fuera pecado, tendria el infierno asegurado.
  • Como tú, tan bella y tan jovial, no existe otra igual.
  • Ni las siete maravillas del mundo reunidas son tan maravillosas como tú.
  • Un pintor pintó una rosa, un pintor pintó un clavel, pero artistas son tus padres que hicieron tan bella mujer.
Principales Figuras Retóricas:
 
1. Alegoría
2. Aliteración
3. Anáfora
4. Antítesis
5. Comparación
6. Elipsis
7. Epíteto
8. Eufemismo
09. Hipérbaton
10. Hipérbole
11. Ironía
12. Metáfora
13. Metonimia
14. Onomatopeya
15. Paradoja
16. Paralelismo
17. Personificación
18. Polisíndeton
19. Prosopografía
20. Prosopopeya
21. Retrato
22. Símil
23. Sinécdoque
24. Sinestesia