Ejemplos de Epístola

Una epístola es una escritura dirigida o enviada a una persona o un grupo de personas que habitualmente toma la forma de carta; tras el Humanismo del Renacimiento la epístola se transformó en un texto casi ensayístico dignificado por un estilo exigente y formal, muy a menudo provisto de intención didáctica o moral, pero otras veces consagrado a una mera función distractiva.

Ejemplos de Epístola:

1. Epístola moral a Fabio: poema español compuesto en tercetos, considerado la más acabada síntesis del espíritu nacional de aquella época (s. XVII). Esta obra se le atribuye a Andrés Fernández de Andrada.

2.  Y aquí mi epístola concluye.
Hay un ansia de tiempo que de mi pluma fluye
a veces, como hay veces de enorme economía.
"Si hay, he dicho, señora, alma clara, es la mía".
Mírame transparentemente, con tu marido,
y guárdame lo que tú puedas del olvido.

Epístola. Rubén Darío.

fuente: Wikipedia, otros

Principales Figuras Retóricas:

1. Alegoría
2. Aliteración
3. Anáfora
4. Antítesis
5. Comparación
6. Elipsis
7. Epíteto
8. Eufemismo
09. Hipérbaton
10. Hipérbole
11. Ironía
12. Metáfora
13. Metonimia
14. Onomatopeya
15. Paradoja
16. Paralelismo
17. Personificación
18. Polisíndeton
19. Prosopografía
20. Prosopopeya
21. Retrato
22. Símil
23. Sinécdoque
24. Sinestesia